Opinión

facebook facebook twiter youtube alexa
Hemeroteca - Periodico Correo
Clima-Gto     Guanajuato
 Parcialmente Nublado  /  16° C
Clima-Leon     León
  Parcialmente Nublado  / 19° C  
Clima-Celaya     Celaya
  Parcialmente Nublado /  15° C
Clima-irapuato     Irapuato
  Parcialmente Nublado  /  19° C
Clima-Salamanca     Salamanca
  Parcialmente Nublado  /  19° C
Clima-SMASan Miguel de Allende
  Parcialmente Nublado  /  19° C
Inicio | Opinión |

Astillero

Por

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font

 

Picardía mexicana

  •  Obama: reformas prometedoras 
  • “Lazos increíbles”
  •  Limpian camino a Madero 

Es usual en las reuniones “cumbre” que los acuerdos sustanciales sean mantenidos en el propicio reino de la opacidad y, a cambio, se suelten públicamente algunas gotas de optimismo retórico para que los medios de comunicación y las audiencias interesadas se fabriquen algunos cocteles analíticos tan ligeros como distantes de las negociaciones verda-deras.

De lo sucedido ayer en Toluca entre Barak Obama y Enrique Peña Nieto como principales personajes (también participó en el encuentro norteamericano el primer ministro de Canadá, pero la atención mexicana se ha centrado en lo relativo a BO y EPN), las principales líneas de acuerdos publicables (lo que sí se va a decir) aún no estaban disponibles a la hora de cerrar la presente columna, pero el presidente de Estados Unidos ya había aportado, entre las generalidades acostumbradas en estos casos, dos términos claramente indicativos de lo que habría de cocinarse en privado.

Dijo el esposo de la abogada Michelle LaVaughn Robinson que las reformas peñistas eran “prome-tedoras” y “urgentes”, y se mostró muy interesado en conocer los detalles procesales de la aplicación de tales modificaciones. La postura del actual habitante de la Casa Blanca significa así un respaldo a las aperturas mexicanas a capitales extranjeros, sobre todo en materia energética, y coloca el peso de la potencia imperial del lado del gobierno mexicano que aún enfrenta resistencia política y social a tales reformas. Para no ir más lejos, la izquierda electoral mantiene, con diversos matices, una impug-nación a las cesiones petroleras que podría llegar a la realización de una consulta pública que teóricamente podría echar abajo tales reformas. Un dirigente del PRD aseguró hace poco, en privado, que aun cuando no fuera viable la consulta respecto a la reforma constitucional, sin duda la habría en cuanto a las leyes secundarias. “De hacer consulta, no se salvan”, afirmó el perredista.

Más tarde, al dirigir cada uno de los dirigentes subcontinentales unas palabras llenas de convencionalismos, con la palabra “prosperidad” como zanahoria motriz y la avidez por abrir camino a los grandes negocios como divisa “modernizadora”, el estadouni-dense insistió en la importancia de “integrar” plenamente a los tres países norteamericanos. Diversas interpretaciones tendría, por ejemplo, una frase de Obama que lo mismo parecería simple formulismo de cortesía camaraderil que advertencia de nexos a los que mucho costaría romper más delante, si tal fuera la intención de alguna de las partes: “Estamos concentrados en cómo podemos profundizar lo que ya son lazos increíbles entre nuestros países”.

Múltiples interpretaciones también produjo una frase del nacido en Honolulu, Hawai, quien lamentó estar “en viaje de negocios” y por ello no poderse quedar más tiempo en México. Esa premura, comentó, hizo que no hubiera “podido probar el le-gendario chorizo de Toluca y ojalá la proxima vez que venga pueda probarlo”. Hospitalarios y acomedidos como son los mexicanos, de inmediato saltaron algunos a proponer desde el mundo de internet diversas formas de cumplir el antojo del visitante,  con envites de peculiar gastronomía que bien habrían podido ser recogidos en su famosa Picardía Mexicana por el nigropetense (es decir, oriundo de Piedras Negras, Coahuila) Armando Jiménez (pícaramente apodado El gallito inglés), quien murió en Tuxtla Gutiérrez en 2010 pero dejó a sus lectores una compilación de productos verbales de exportación que hoy podrían encontrar acomodo en algún estante bibliotecario de la Casa Blanca, tal vez en contraprestación por el texto firmado veinte años atrás, la también le-gendaria Picardía TLC.

Todo ha quedado listo en el Partido Acción Nacional para la contienda interna que habrá de sostener a Gustavo Madero como dirigente por un periodo más o que abrirá paso al calderonista Ernesto Cordero. Madero solicitará licencia a su cargo actual, probablemente a finales de este mes (la elección interna será en mayo), y en su lugar entrará la secretaria general, Cecilia Romero, a quien suele recordarse por el papel omiso que cumplió en el Instituto Nacional de Migrantes justamente cuando se producían masacres de escándalo internacional. Romero será la primera mujer en presidir, aunque sea de manera provisional, el partido de blanco y azul. Otra mujer, Josefina Vázquez Mota, ha preferido hacerse a un lado, no por gusto sino porque estructuralmente no tenía la viabilidad para ganar, aunque su nombre como tal fuera más conocido que los de los contendientes finales. Se habla de que JVM podría ser nombrada por Peña Nieto como embajadora, lo que sería una forma de pago por ayudar indirectamente a Madero al no sumarse a la candidatura de Cordero. Sin Josefina, como candidata o como aliada, el grupo calderonista queda con pocas posibilidades reales de vencer al peñista Madero, a quien Los Pinos estaría dotando hasta de fichas diplomáticas para que arme su juego continuista.

A pesar de los señalamientos en contra de El abuelo, como es conocido uno de los interlocutores del Comisionado Castillo en Michoacán, las autoridades estatales y federales se niegan a indagar la presunta vinculación de aquel personaje con determinado cártel regional, en un giro más de los varios que muestran el entendimiento o la complicidad entre esas autoridades y segmentos de los grupos de autodefensa. Del proceso de institucionalización de estos grupos ha dado gráfica cuenta la reunión sostenida entre dirigentes y el desplazado gobernador Fausto Vallejo, con Hipólito Mora y Estanislao Beltrán, conocido como papá Pitufo, a los lados de quien en otras ocasiones había sido señalado como protector de los templarios contra los que se levantaron esos grupos civiles. 

Y, mientras en Veracruz ha renunciado el procurador de justicia, Amadeo Flores, quien había sido uno de los muy específicos destinatarios (no el de más nivel) de las críticas de periodistas luego del secuestro de Gregorio Jiménez de la Cruz, quien luego aparecería muerto, ¡hasta mañana!

 Twitter: @julio astillero | Facebook: julio astillero 

 

Califica este artículo
0

Más de Opinión

Más de Julio Hernández López

  • disqus
  • facebook