Correo
facebook facebook twiter youtube alexa
Hemeroteca - Periodico Correo
Clima-Gto     Guanajuato
 Parcialmente Nublado  /  19° C
Clima-Leon     León
  Parcialmente Nublado  / 18° C  
Clima-Celaya     Celaya
  Parcialmente Nublado /  16° C
Clima-irapuato     Irapuato
  Parcialmente Nublado  /  18° C
Clima-Salamanca     Salamanca
  Parcialmente Nublado  /  18° C
Clima-SMASan Miguel de Allende
  Parcialmente Nublado  /  18° C

Atacan a tiros a conductor de una pipa

El chofer de una pipa se salvó de morir luego de ser atacado a balazos por hombres armados que lo perseguían a bordo de una camioneta, la agresión se registró sobre el bulevar Hidalgo

El operador sólo recibió un rozón de bala en la cintura. Foto: Correo

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
/

 

SALAMANCA, Guanajuato.- El chofer de una pipa se salvó de morir luego de ser atacado a balazos por hombres armados que lo perseguían a bordo de una camioneta, la agresión se registró sobre el bulevar Hidalgo. 

Ayer a las 16:35 horas en la zona se escucharon cuatro detonaciones de arma de fuego, y de inmediato el lugar fue sitiado por efectivos de la Policía Ministerial, policías preventivos y agentes viales, quienes cerraron la circulación y únicamente quedó a medio bulevar una pipa encendida.

Enseguida se solicitó apoyo a la Cruz Roja para que atendieran a una persona lesionada por arma de fuego, pero al arribo de los paramédicos se notificó que el afectado únicamente había sufrido un rozón de bala y no ameritaba ser trasladado a ningún nosocomio.  

A pesar de que la cabina de la pipa tenía cuatro orificios de bala, el afectado solo sufrió un rozón en el lado derecho de la cintura, salvó la vida al descender de la unidad y correr para introducirse a un restaurante de mariscos.

El hombre que fue agredido dijo llamarse Miguel Ángel Ruiz Soto, quien conducía una pipa perteneciente a la empresa Transportes Delta, en la cual remolcaba un tanque con capacidad para 40 mil litros cargado con aceite quemado.

Narró que ingresó procedente de la carretera a Celaya y empezó a ser perseguido por una camioneta Cheyenne color blanca, de la que se desconocen sus características y cuántas personas iban a bordo. 

De acuerdo a la dimensión de los orificios que había en la puerta de la cabina, se presume que los agresores pudieron haber utilizado un arma calibre 45.

En tanto las autoridades policiales levantaban el peritaje y se retiraba la pipa para restablecer el tránsito de vehículos, Miguel Ángel Ruiz Soto, fue llevado en una patrulla de la policía para que rindiera su declaración de los hechos ante el Ministerio Público del fuero común.

 

Califica este artículo
0

Más de Seguridad