Correo
facebook facebook twiter youtube alexa
Hemeroteca - Periodico Correo
Clima-Gto     Guanajuato
 Parcialmente Nublado  /  16° C
Clima-Leon     León
  Parcialmente Nublado  / 15° C  
Clima-Celaya     Celaya
  Parcialmente Nublado /  14° C
Clima-irapuato     Irapuato
  Parcialmente Nublado  /  15° C
Clima-Salamanca     Salamanca
  Parcialmente Nublado  /  15° C
Clima-SMASan Miguel de Allende
  Parcialmente Nublado  /  15° C

Capturan a policías extorsionadores

Exigían dinero a dos víctimas a cambio de “protección”; anoche obtuvieron su libertad bajo fianza

Agentes ministeriales montaron un operativo en un restaurante de mariscos ubicado al norte de la ciudad, donde se realizaría el pago de la extorsión, para detener a los policías federales y municipales. Foto: Diana Díaz

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
/

 

LEÓN, Guanajuato.- Tres policías municipales, dos agentes de la Policía Federal en activo y un expolicía del Distrito Federal, fueron capturados justo cuando iban cobrar el dinero de una extorsión.

Sin tolerancia
  Redacción
    La alcaldesa Bárbara Botello, como siempre ocurre  en estos casos, declaró que “no va a tolerar ningún acto de corrupción ni de abuso de autoridad por parte de los uniformados”.
   En cuanto a las pruebas de control y confianza, la alcaldesa señaló que desde que se inició la depuración de la corporación dijo que no son definitivos, por lo que hizo la iniciativa al Congreso del Estado para que la ley dé más informes sobre los resultados.
   Promete honestidad
  En el mismo tenor, el nuevo secretario de Seguridad Pública local, Francisco Javier Salazar Soni –en el primer “caso espinoso” que le toca atender— señaló que el gobierno local tiene la preocupación de mantener una institución limpia, honesta y que cumpla con cabalidad los principios rectores de la actuación policial
   “Esta administración se compromete con la ciudadanía a no dar un paso atrás en tolerar la corrupción policiaca. Algunos malos elementos pueden ver a la Policía como un negocio personal, piensan adquirir compromisos en alguna área y con un grupo delincuencial, pero la institución de seguridad no puede dar cabida a los hampones”. 

La detención se llevó a cabo gracias a que dos empleados de una empresa transportista –a quienes pretendían extorsionar— denunciaron que los policías les estaban exigiendo una fuerte suma de dinero, por lo que se montó un operativo para arrestarlos.

Les tienden una trampa

Fue la semana pasada cuando dos empleados de una empresa transportista, ubicada en el bulevar José María Morelos, recibieron varias llamadas telefónicas donde unos desconocidos les exigían una fuerte cantidad de efectivo. 

Ambos trabajadores fueron abordados por separado, y a cada uno lo intimidaron, aunque las  autoridades no informaron a cambio de qué pretendían obtener el efectivo.

Los trabajadores, sin embargo, decidieron denunciar el caso  ante la agencia VII de Ministerio Público, por lo que de inmediato se planeó un operativo para detener a los extorsionadores.

La tarde del pasado martes, víctimas y delincuentes quedaron de verse en un restaurante de mariscos de nombre “Poncho’s”, ubicado en la esquina del bulevar José María Morelos y Antonio Madrazo, a donde llegaron tres policías municipales, así como agentes ministeriales federales y un expolicía del Distrito Federal, quienes pretendían recoger el efectivo, y ponerse de acuerdo para el próximo pago.

Lo que ellos no sabían es que  en el establecimiento ya los estaban esperando elementos de la Policía Ministerial del Estado, quienes lograron capturar a los policías-extorsionadores.

Los policías municipales detenidos, uno de ellos de apellido Tamayo, integraban el Centro de Operación Estratégica,  los cuales están enfocados a combatir el narcomenudeo.

Se informó que los agentes fueron detenidos sin que se registrara un enfrentamiento.

El miércoles fueron puestos a disposición de la Procuraduría General de la República (PGR), pero ayer por la noche el Ministerio Público federal determinó que no se acreditó a cabalidad el delito de extorsión y únicamente se les acusó de cohecho, por lo que los policías obtuvieron el derecho a obtener su libertad tras depositar una fianza.

Califica este artículo
0

Más de Seguridad