Vida Pública

facebook facebook twiter youtube alexa
Hemeroteca - Periodico Correo
Clima-Gto     Guanajuato
 Despejado  /  16° C
Clima-Leon     León
  Despejado  / 13° C  
Clima-Celaya     Celaya
  Despejado /  14° C
Clima-irapuato     Irapuato
  Despejado  /  13° C
Clima-Salamanca     Salamanca
  Despejado  /  13° C
Clima-SMASan Miguel de Allende
  Despejado  /  13° C
Inicio | Vida Pública |

Libera juez a dos acusados de fraude

Otros dos implicados aguardan a que se determine su situación

Marcela Guiza Bravo y Roberto Carlos Rodríguez Pardo fuero liberados luego de que no se encontraron elementos suficientes para inculparlos. Foto: Especiales

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
/

 

GUANAJUATO, Guanajuato.- Dos de las siete personas detenidas la semana pasada por el delito de fraude por más de 27 millones de pesos en agravio de la administración estatal, fueron liberados al no existir suficientes elementos en su contra para fincarles responsabilidad penal. 

Recuento
  Implicados en el fraude al Estado:
   Marcela Guiza Bravo (liberada)
   Roberto Carlos Rodríguez Pardo (liderado)
  Carlos Alonso Aguilera Rangel (formalmente preso)
  Marco Antonio Rolón García (formalmente preso)
   Clara Torres Vega (formalmente presa)
  Laura María Jaramillo Esparza (espera resolución del juez)
   Melani Micheline Martínez Burstin (espera resolución del juez)

Durante las primeras horas de ayer, ambos personajes fueron liberados debido a que el Juez Gilberto Martiñón Moreno, titular del Juzgado Único con sede en el Centro de Readaptación Social (Cereso) de Puentecillas, en la capital, no encontró pruebas suficientes para procesarlos por el delito de fraude.

Marcela Guiza Bravo y Roberto Carlos Rodríguez Pardo, fueron vinculados por la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) con el corporativo Omniprov de México S. A. de C. V. y con Soluciones de Tecnología Avanzada S. A. de C. V., empresas creadas expresamente para vender diversos artículos y productos a la administración estatal y a través de las que se habrían simulado procesos de compraventa mediante los que defraudó al Estado.

En tanto, desde el pasado 30 de noviembre, por la noche, Martiñon Moreno dictó formal prisión a Carlos Alonso Aguilera Rangel, integrante de la empresa Maedal Comercializadora S. A. de C. V.; al igual que a Marco Antonio Rolón García y Clara Torres Vega, tras acreditarse su participación en la compra venta de 482 megáfonos para la Secretaría de Salud de Guanajuato a un precio tres veces más alto del que se vende en el mercado.  

En los casos de Laura María Jaramillo Esparza y Melani Micheline Martínez Burstin, ambas de la empresa Maedal Comercializadora, se informó que este martes por la noche o a más tardar hoy antes del medio día, se podría definir su situación jurídica, es decir si se les dicta formal prisión o libertad. 

En cuanto a las personas que han quedado formalmente presas por cometer fraude contra la administración pública, éstas podrían quedar libres bajo fianza por tratarse de un delito considerado como no grave, no obstante no se informó si algunos de ellos ya interpuso algún recurso para buscar su libertad. 


Carlos Alonso Aguilera Rangel, Marco Antonio Rolón García y Clara Torres Vega deberán enfrentar el proceso penal por defraudar al Estado por más de 27 mdp.

Prófugos

En torno al caso, aún se encuentran prófugos Eduardo García Sánchez, exdirector de Adquisiciones de la Secretaría de Finanzas, Inversión y Administración, quien incluso fue integrado a la lista de “los más buscados de Guanajuato”, junto con Jonathan Rolón García y Carlos Gustavo Andrés Nieto. 

Eduardo García Sánchez, diseñó una red de empresas, en las que se involucra a los siete detenidos de la semana pasada, con las que lograron cometer un fraude superior a los 27 millones de pesos contra el Gobierno de Guanajuato. 

El exfuncionario, asignó de manera directa durante su dirección 33 contratos por 4.2 millones de pesos a Maedal Comercializadora, empresa creada en marzo de 2012.

El Corporativo Omniprov de México, fundado en febrero de 2008 por Carlos Gustavo Andrés Nieto, amigo de Eduardo García, recibió mil 390 contratos por 14 millones 600 mil pesos de la administración pública. 

Como director de Adquisiciones, Eduardo García Sánchez compró para la Secretaría de Salud 482 megáfonos con sobreprecio a Omniprov, los cuales fueron adquiridos en 3 mil 400 pesos cuando su valor era de aproximadamente mil pesos, con lo que Carlos Gustavo Andrés Nieto cobró por esta venta 1 millón 638 mil pesos. 

Califica este artículo
2.00

Más de Vida Pública

  • disqus
  • facebook