Vida Pública

facebook facebook twiter youtube alexa
Hemeroteca - Periodico Correo
Clima-Gto     Guanajuato
 Principalmente Nublado  /  26° C
Clima-Leon     León
  Principalmente Nublado  / 32° C  
Clima-Celaya     Celaya
  Principalmente Nublado /  23° C
Clima-irapuato     Irapuato
  Principalmente Nublado  /  32° C
Clima-Salamanca     Salamanca
  Principalmente Nublado  /  32° C
Clima-SMASan Miguel de Allende
  Principalmente Nublado  /  32° C
Inicio | Vida Pública |

Entre jaloneos, avalan la reforma energética

Manifestantes trataron de impedir que los diputados entraran al Palacio Legislativo

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
/

 

GUANAJUATO, Guanajuato.- Avalar la reforma energética resultó un mero trámite que requirió de minutos, pero entrar al Palacio Legislativo fue todo un reto que demandó horas a diputados del PRI, PAN, PVEM y al del Panal, quienes finalmente consiguieron su cometido en medio de ofensas, baños de agua, empujones y de una valla de policías antimotines. 

Lo que pasó adentro
   Ayer el Pleno del Congreso del Estado aprobó la minuta proyecto de decreto por el que se reforman diversos artículos de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en materia de energía. La votación registró 31 votos a favor por los votos en contra de los tres integrantes del grupo parlamentario del PRD.
  Al someterse a discusión la minuta, las y el diputado del Grupo Parlamentario del PRD hicieron uso de la tribuna para manifestarse en contra del decreto.

Fueron más de 200 personas las que se plantaron frente a la Cámara de Diputados para exigir que les permitieran ingresar y para bloquear, después de las 10:30 de la mañana, los dos accesos, a fin de evitar que entraran diputados.

Bloquear es un decir, porque las puertas que dan a la Avenida Juárez y al Callejón de La Condesa ya estaban cerradas y eran resguardadas por elementos de las FSPE.

Había decisiones previas de las dos partes. Los legisladores decididos a no dejar entrar a los inconformes y éstos resueltos a impedir que entraran los diputados necesarios para alcanzar quórum e instalar la sesión, por lo que negociaciones del secretario General del Congreso, Jorge Espadas, con dirigentes del PRD y Morena, parecía un sinsentido.

Como quiera que sea, acordaron que entraran cinco perredistas y cinco de Morena para entablar, con una comisión de diputados, negociaciones que se interrumpieron cuando apenas iniciaban para no volver a reanudarse. 

Permanecieron al margen los pocos integrantes del Instituto Nacional de los Gastos Pendejos que se sumaron a los inconformes encabezados por el presidente del del PRD y por el secretario general del CEE de Morena, Hugo Estefanía y Alejandro Bustos.

Para lo único que sirvió el acuerdo de designar representantes fue para que los manifestantes suspendieran un cierre de la Avenida Juárez que ya llevaba alrededor de 15 minutos. 

Antes de que tomaran la decisión de no dejar entrar a diputados, varios ya habían ingresado al recinto legislativo, entre ellos la diputada perredista Guadalupe Torres Rea y su compañero de bancada, José Luis Martínez, quienes minutos después de las 11 de la mañana se asomaron por uno de los balcones que dan a la Avenida Juárez para mostrar las leyendas de dos cartulinas:


Fueron más de 200 los manifestantes que se oponían a la aprobación de la reforma energética; en la gráfica, el diputado priista Francisco Contreras abriéndose espacio para entrar al Palacio Legislativo. Foto: Salvador Rodríguez

“El petróleo es de todos, que nos pregunten. Consulta popular” y “País petrolero y el pueblo sin dinero”, lo mensajes escritos, a tono con las consignas que se coreaban: “¡Auxilio, socorro, nos roban el petróleo!”, y con las acusaciones de “¡traidores a la Patria!”, dirigidas a los representantes populares. 

Parecía que la única consecuencia de lo que sucedía sería el retraso de la sesión, pero la situación dio un drástico giro a las 12:15 horas, cuando diputados que permanecían en el edificio administrativo del Congreso, salieron para entrar al que resguarda el Salón del Pleno,  para lo cual sólo tenían que cruzar lo ancho del Callejón de la Condesa, dar unos pasos pues. 

En medio de mentadas de madre y de empujones de manifestantes, al menos 13 legisladores intentaron cruzar el callejón, pero sólo uno alcanzó la orilla, Javier Contreras, coordinador del grupo parlamentario del PRI, porque todos los demás no tuvieron más alternativa que replegarse. 

Por escasos 20 minutos, porque a las 12:50 llegaron elementos de las FSPE con escudos y toletes, más de 60, sin contar los que resguardaban el acceso de Avenida Juárez ni los que se encontraban dentro del Palacio Legislativo.

Fue el momento más ríspido. Abundaron los gritos y llovieron vasos y agua y por un momento hubo manifestantes y reporteros que intentaron correr por temor a que antimotines empezaran a repartir golpes, pero los uniformados acabaron por imponerse y desalojar a quienes habían encapsulado entre dos vallas de policías hombro con hombro, cubiertos con sus escudos. 

Por fin entraron al recinto los priistas Adrián Camacho, Yulma Rocha, Erika Arroyo, Roberto Vallejo y Jorge Videgaray, así como Juventino López, coordinador del grupo parlamentario del PAN y otros integrantes del mismo como Fernando Hurtado y Galo Carrillo, al igual que Marco Antonio Miranda Mazcorro del Panal, y los tres pevemistas: Sergio Contreras, Jorge Arena y la diputada Guadalupe Sánchez.

Así, cuando ya había iniciado la tarde, mientras los manifestantes, contentos por la batalla que dieron, entonaban el himno nacional, 34 de los 36 diputados escuchaban la lectura de una minuta con proyecto de Decreto para reformar la Carta Magna y materializar por fin una reforma energética que avalaron con su voto 31 diputados, mientras que los tres del PRD se manifestaron en contra. 

Terminada la sesión, los manifestantes acosaron al priista Guillermo Romo, el primer diputado que abandonó el recinto legislativo, al salir por el Callejón de la Condesa, por la misma puerta que enseguida traspasó la perredista Guadalupe Torres Rea para caminar cuesta abajo, a la Avenida Juárez, y dar un mensaje de varios minutos frente al acceso principal.

Aprovecharon esa situación muchos diputados para alcanzar la calle. Para las tres de la tarde ya sólo había cuatro diputados adentro del Palacio Legislativo, entre ellos, Juan José García, el último en retirarse, a las 15:20 horas, cuando sólo quedaba un puñado de manifestantes que enrollaban dos mantas de Morena. 

 

Califica este artículo
5.00

Más de Vida Pública

  • disqus
  • facebook