Vida Pública

facebook facebook twiter youtube alexa
Hemeroteca - Periodico Correo
Clima-Gto     Guanajuato
 Despejado  /  14° C
Clima-Leon     León
  Despejado  / 18° C  
Clima-Celaya     Celaya
  Despejado /  13° C
Clima-irapuato     Irapuato
  Despejado  /  18° C
Clima-Salamanca     Salamanca
  Despejado  /  18° C
Clima-SMASan Miguel de Allende
  Despejado  /  18° C
Inicio | Vida Pública |

Guanajuato, segundo con mayor migración

Jerécuaro, Huanímaro, San Diego de la Unión, Manuel Doblado y Apaseo el Alto son los principales expulsores

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
/

 

GUANAJUATO, Guanajuato.- De los 11.9 millones de mexicanos que radican en Estados Unidos, un millón son guanajuatenses, lo que explica, en parte, por qué esta entidad es la segunda con el mayor número de municipios con el más alto Índice de Intensidad Migratoria 2010, elaborado por el Consejo Nacional de Población (Conapo).

 

Pasó 32   años en EUA
    Pavel Cervantes   Clemente García Mercado, habitante de San Diego de la Unión, pasó 32 años de su vida en Estados Unidos.
   En 1980 decidió irse en busca de trabajo y una mejor vida, a propósito de la invitación y ánimos que le plantearon unos familiares que ya habían “probado suerte” en el país del norte.
   Explicó que primero llegó a Houston, donde estuvo tres años trabajando en el mantenimiento de apartamentos, luego estuvo en Dallas, en un rastro donde ganaba muy poco y mejor decidió irse a una empr esa de ferrocarriles, donde le pagaban 10 dólares la hora por la limpieza de vías, retirando vagones inservibles para después hacerlos pedazos.
   Posteriormente entró a una recicladora de baterías, donde refinaba plomo y según él ahí le fue mejor, pues recibía 15 dólares por hora.
   Expresó que cuando se fue a Estados Unidos no sabía trabajar de nada y fue por medio de video capacitaciones que agarraba el empleo.
   Mencionó que enviaba a su mamá 300 dólares mes con mes, con lo que pudo construirse una casita cómoda, logró comprarse una camioneta y adquirió varios terrenos en San Diego de la Unión.  

De los 25 municipios con mayor migración de México hacia “el norte”, cinco son de de Guanajuato son cinco: Jerécuaro, Huanímaro, San Diego de la Unión, Manuel Doblado y Apaseo el Alto; los destinos principales de los paisanos guanajuatenses son California, Texas, Illinois y Carolina del Norte y Sur, informó Luis Vargas Gutiérrez, director general del Instituto de Atención al Migrante Guanajuatense y sus Familias.

 

Sin embargo, dijo que Tarimoro, Santiago Maravatío, Jaral del Progreso, Xichú, Atarjea y Ocampo conservan también una gran tradición migratoria.

Guanajuato, después de Oaxaca, es el segundo estado con más municipios con alta movilidad; el primero tiene ocho municipios en la lista; Michoacán, Querétaro, Hidalgo, Zacatecas, Aguascalientes y Durango completan el recuento.

En esa dinámica, Guanajuato contribuye en gran medida a las más de 300 mil personas que abandonan el país para buscar mejores empleos y calidad de vida en los Estados Unidos.

Además de Oaxaca y Guanajuato, Michoacán, Querétaro e Hidalgo son los principales expulsores de migrantes hacia dicho país.

De acuerdo con los Índices de Intensidad Migratoria 2010, esta entidad pertenece a la llamada “Región tradicional” que integran Aguascalientes, Colima, Durango, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Nayarit, San Luis Potosí y Zacatecas, como los estados que aportan el mayor número de migrantes, el 20 por ciento, que salieron del país entre 2005 y 2010.

Pese a ello, las remesas que envían los paisanos a sus familias disminuyen cada vez más, admitió el lunes Éctor Jaime Ramírez Barba, secretario de Desarrollo Social y Humano, pues dijo que es cada vez más complicado cruzar la frontera, por lo que son también menos los que se van.

Ello dijo, “se ha visto reflejado en una disminución significativa en el tema de las remesas”, lo que “es muy significativo porque las remesas apoyan a los compañeros que viven en Guanajuato para las cosas básicas de alimentación, vivienda, luz, agua, educación, entonces sí nos tiene que preocupar mucho”, enfatizó.

Ejemplos del alto flujo migratorio son Apaseo El Alto, Jerécuaro o San Diego de la Unión; en éste último municipio, Antonio Loyola, titular de la Oficina de Atención al Migrante, informó que tres de cada 10 habitantes migran a Estados Unidos, sobre todo de comunidades como Parritas, Colorado, La Presita, San Juan, Pan de Arriba y Peñuelas; sus destinos principales son Texas, Atlanta o California.

Allá, la mayoría trabaja en la construcción o en el mantenimiento de casas, y la mayor parte de lo que ganan lo envían a sus esposas para la compra de terrenos, la finca de su vivienda, y si bien les va en el año, en diciembre les traen una camioneta.

En cambio, quienes no han podido pasar la frontera siguen lidiando por conseguir un trabajo en San Diego, quienes lo logran, es en el campo sembrando frijol o maíz. 


Apaseo el Alto es uno de los 25 municipios del país con mayor flujo migratorio, según el Conapo. Foto: Jaime Lemus

Por lo pronto en comunidades como Parritas hay muchas madres solas, que se quedan a cuidar a sus hijos y a hacerse cargo del negocio que lograron comenzar con el dinero que han enviado sus esposos; otras  esperan cada mes el depósito de lo que les envían desde Estados Unidos.

“Aquí en mi comunidad somos muchas la mujeres que estamos solas con nuestros hijos, porque a nuestros esposos les gusta irse a Estados Unidos para buscar mas dinero y tener mejor nuestro hogar; mi esposo está en Texas y trabaja en hacer casas de lámina pequeñas para los pollos y le pagan bien”, señala Silvia García.

En tanto, en Jerécuaro unas cuatro mil 688 personas viven en lugares como Arkansas, Texas, Carolina del Norte y Sur, Florida, Nueva Jersey, Oklahoma,  California y Chicago, entre otros estados, donde se emplean en sectores como el campo, la construcción, en restaurantes o en campos del golf.

José Francisco Frías García, encargado de Atención al Migrante en este municipio, señaló que es de comunidades como Casas Blancas, Puriatzicuaro, Ojo de Agua de Mendoza, Chilarillo, Santa Isabel, La Mina, Vallecillo, Piedras de Lumbre, San Lucas y El Fresno, de donde sale el 80 por ciento de los migrantes.

Mientras tanto, los que se quedan, se dedican  a labrar sus tierras o emigran a  ciudades como Celaya o Querétaro a fin de trabajar en fábricas o en la construcción. 

Pese a la alta movilidad que existe en el municipio, las comunidades expulsoras de migrantes padecen la falta de agua potable, drenaje y energía eléctrica, a pesar de que cuentan con el programa 3x1 en el que por cada peso que pongan los migrante para llevar a cabo obras de ese tipo, reciben, el estado, la federación y el municipio ponen un peso cada uno.

En tanto, cerca de ocho mil apaseoalténses se encuentran en Estados Unidos, estimó el director de Desarrollo Social, José Luis Olivares, quien aclara sin embargo que “no hay un dato exacto”.

Apuntó que la mayoría de los migrantes son jóvenes de entre 15 y 20 años, originarios de las comunidades del sur del municipio, quienes viajan a lugares como Chicago, Texas, Carolina del Norte y Sur.

Con información de Alejandra Ramírez, Pavel Cervantes, María José Cervantes y Onofre Lujano.

Califica este artículo
0

Más de Vida Pública

  • disqus
  • facebook