Vida Pública

facebook facebook twiter youtube alexa
Hemeroteca - Periodico Correo
Clima-Gto     Guanajuato
 Despejado  /  12° C
Clima-Leon     León
  Despejado  / 18° C  
Clima-Celaya     Celaya
  Despejado /  12° C
Clima-irapuato     Irapuato
  Despejado  /  18° C
Clima-Salamanca     Salamanca
  Despejado  /  18° C
Clima-SMASan Miguel de Allende
  Despejado  /  18° C
Inicio | Vida Pública |

Se va titular del OFS y deja pendientes

Tras una década de trabajo, Mauricio Romo Flores dejará el cargo legando a su antecesor 80 auditorías pendientes

Mauricio Romo dejará el 22 de diciembre la titularidad del Órgano de Fiscalización Superior. Foto: Correo

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
/

 

GUANAJUATO, Guanajuato.- Luego de una década en el cargo, Mauricio Romo Flores dejará de encabezar el Órgano de Fiscalización Superior. El auditor dejará huella no sólo por su trabajo en la supervisión del uso de recursos públicos, sino porque también propició las reformas a la Ley de Fiscalización Superior del Estado que se aprobaron en febrero de este año.

 

Se espera que la terna de aspirantes al cargo de auditor mayor sea sometida hoy por el Pleno del Congreso.
  Está conformada por dos funcionarios del OFS: Juan Antonio Reynoso Candelas y Patricia Aguilar Gallardo, quienes están al frente de la Dirección General de Asuntos Públicos de la Dirección de Planeación Programación Control y Seguimiento, así como Javier Pérez Salazar, actual director de la Unidad de Estudios de las Finanzas Públicas del Congreso local.

Sobre los pendientes que dejará a su sucesor, suman más de 80 auditorías, pero destaca la evaluación permanente del programa de Seguridad Escudo, impulsado por el gobernador Miguel Márquez, que tiene contemplada una inversión de más de 2 mil millones 700 mil pesos.

 

Viajero

En febrero de este año, el Congreso del Estado reformó la Ley de Fiscalización para regular las ausencias temporales del auditor General del Órgano de Fiscalización Superior (OFS). Ahora, el funcionario requiere la autorización de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Legislativo para poder ausentarse tres o más días, y también está obligado a informar el resultado de sus viajes de trabajo.

Las reformas se dieron luego de que se cuestionara a Mauricio Romo por sus continuas salidas, pues tan sólo entre 2008 y 2010 realizó 51 viajes, seis al extranjero y 45 al interior del país, lo que implicó para el OFS un gasto superior a los 279 mil pesos.

Romo Flores deja un órgano de fiscalización con una imagen de profesionalismo y seriedad, incluso es el tercero mejor evaluado del país, de acuerdo al  estudio Auditorías Superiores Locales en México: evaluación de su normatividad, prácticas y transparencia elaborado por el Instituto Mexicano de la Competitividad A.C. (IMCO) y por el Centro Universitario de Ciencias Económicas Administrativas de la Universidad de Guadalajara (CUCEA-UdeG).

En el análisis, el IMCO destaca –entre otros aspectos- que el 83.9% del personal del OFS son auditores, y que su portal electrónico abona a la transparencia institucional y ofrece información clara sobre auditorías y rendición de cuentas.

Talón de Aquiles

Sin embargo, el OFS tiene dos grandes debilidades: carece de autonomía para determinar responsabilidades e iniciar procesos contra los servidores públicos que incurren en irregularidades -pues para esto depende del Congreso- y para armar su presupuesto también depende del Legislativo, lo que limita el trabajo del órgano.

Precisamente la información que ofrece el OFS en su página electrónica revela que el auditor superior, en este caso Mauricio Romo, tiene el mismo nivel que un diputado en el tabulador. Así, percibe mensualmente 138 mil 305.24 pesos, que con los descuentos queda en 103 mil 908.81 pesos. A esta cantidad se suma el aguinaldo de 169 mil 930.65 pesos, primas vacacionales semestrales de más de 23 mil pesos, un recurso extra por el Día de Reyes que asciende a 11 mil 328. 71 pesos y un arcón navideño de 2 mil 067 pesos.

Pero aunque el sucesor de Romo Flores “heredará” excelentes remuneraciones, también tendrá grandes temas que resolver. El hasta ahora auditor general del OFS dejará 80 auditorías pendientes, entre las que destaca la del proyecto Escudo, en el que invertirán 2 mil 700 mdp y que fue duramente cuestionado porque la compra e instalación de equipo se dio sin licitación, por adjudicación directa.

El funcionario resaltó entre las auditorias concluidas la practicada al ISSEG, que sólo falta ser dictaminada y turnada al Pleno del Congreso.

Sobre su paso por el OFS, Romo ha dicho que “cada auditoría y cada hallazgo que nos tocó reportar en los informes tenían la esencia de mejorar la administración de recursos públicos… fue una institución seria, eficiente, trabajadora y creíble”.

Califica este artículo
0

Más de Vida Pública

  • disqus
  • facebook