Vida Pública

facebook facebook twiter youtube alexa
Hemeroteca - Periodico Correo
Clima-Gto     Guanajuato
 Principalmente Nublado  /  24° C
Clima-Leon     León
  Principalmente Nublado  / 29° C  
Clima-Celaya     Celaya
  Principalmente Nublado /  30° C
Clima-irapuato     Irapuato
  Principalmente Nublado  /  29° C
Clima-Salamanca     Salamanca
  Principalmente Nublado  /  29° C
Clima-SMASan Miguel de Allende
  Principalmente Nublado  /  29° C
Inicio | Vida Pública |

México está listo para la izquierda: Navarrete

El aspirante a la dirigencia nacional del PRD asegura que pese a la división que provocó la creación de Morena, el partido es fuerte

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
/

 

GUANAJUATO, Guanajuato.- Quizá la declaración que adelanta con más precisión, hasta ahora, el tono en que transcurrirán las discusiones sobre la reforma energética corra a cuenta de Marcelo Ebrard Casaubón: Enrique Peña Nieto “está engañando”. “No es que vayas a vender Pemex, lo que estás vendiendo o lo que estás comprometiendo es el futuro del país”.

"Cómo mover al PRD es el tema central de mi política al interior del partido, veo el perredismo en el país como yerba fresca, en Chiapas, Tabasco, Veracruz, es silvestre y aparece luego de cada aguacero; en Guanajuato tenemos tierras de riego y temporal, y en otros lugares somos como biznagas”  
 Carlos Navarrete
   aspirante a la dirigencia nacional del PRD 

Sí faltan cosas por hacer, pero el PRD del siglo XXI es una opción de gobierno para los mexicanos al 2018, afirmó Carlos Navarrete Ruiz, candidato de la corriente Nueva Izquierda a la dirigencia nacional de ese partido. El salvaterrense afirma que México está preparado para una alternancia de izquierda, “falta ver si la izquierda está preparada para el gobierno”, dijo, por lo cual sus planes en caso de ganar la presidencia, son unificar el partido y poner en pie al perredismo nacional. 

Entrevistado en las nuevas instalaciones de Correo, Navarrete Ruiz  reconoció como “un grave error” haber permitido la fractura al interior del partido que permitió la salida de Andrés Manuel López Obrador y que a sus casi 25 años de formación generó su peor división interna; sin embargo ahora que ha recorrido gran parte del país, no encuentra, dijo, un PRD debilitado por la creación del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), sino incluso como nunca antes en su historia, cuenta ya con más de tres millones de afiliados. 

En ese sentido considera que lo que menos necesita la izquierda mexicana es un cuarto partido, pero los integrantes de Morena están ejerciendo su derecho constitucional, “ojalá les vaya bien”; mientras que en el PRD el gran reto es organizar los activos partidarios

Carlos Navarrete, originario de Salvatierra, contiende por la dirigencia nacional del PRD en la corriente mayoritaria de Nueva Izquierda, conocida como “Los Chuchos”; de ganar sería el tercer líder emanado de ese movimiento; sus contrincantes serán Marcelo Ebrard, del Movimiento Progresista; y Carlos Sotelo, de las corrientes Democracia Social, Red de Unidad de las Izquierdas e Izquierda Social.

Sobre las diversas voces de líderes de izquierda, como el senador Miguel Barbosa y el mismo Marcelo Ebrard, su contrincante por el cargo, de la necesidad de la unidad y volver a ser “de izquierda”, esto es encabezar los movimientos sociales, Carlos Navarrete opinó que en realidad, están diciendo lo mismo de diferentes formas, producto de la reflexión interna. 

Incluso, refirió que el 31 de enero el PRD y otras fuerzas demandarán desde las calles que el Senado retome la Ley de Consulta Popular, por lo que hizo votos por lograr darse la mano con el movimiento campesino sindicalista, porque no se debe olvidar que su partido es “la más importante oposición de izquierda de este gobierno federal”. 

Sobre la salida del PRD del Pacto por México, Navarrete recordó que el resultado de las elecciones 2012 creó una configuración política en el Congreso en el que el Ejecutivo no tiene la mayoría absoluta y por lo tanto no puede imponer, de tal cuenta que el Pacto fue una mesa de negociación política por primera vez entre el partido que iba a gobernar, con la oposición de izquierda y derecha, aceptando las tres partes que nadie por sí  mismo puede imponer al 100% su visión y se pactaron reformas y otras no, que, por cierto, la que no se pactó (la Energética), fue lo que motivó a la terminación del pacto, por profundas diferencias. 

En ese tenor, adelantó que el PRD tomará como bandera la exigencia de la concreción de las reformas que respaldó en el pacto y, como parte de ser oposición, es exigir que la reformas impulsadas se concreten, por ejemplo la educativa, “que se note” entre los maestros, los alumnos, la calidad educativa, el ejercicio presupuestal; en telecomunicaciones ver nuevos canales de competencia, apertura de nuevas empresas de telefonía celular; a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) poniendo a disposición su red de fibra óptica para dar Internet gratuito para presionar a las empresas a bajar sus costos; que el presupuesto se ejerza adecuadamente en política social, campo, ver el seguro para madres, adultos mayores, del desempleo.

Alianzas y caudillos 

Sobre la política de alianzas para futuros comicios, Navarrete observó que es aún indefinible y muy pronto para pensarlo, pues será hasta junio cuando se instale el Consejo Nacional donde se discutirán las estrategias electorales en las que se deberá valorar, entre otros, que habrá candidatos independientes al 2015, y su propuesta al respecto es abrir las puertas del PRD.

Sobre el hecho de que en su gira por Guanajuato estuvieron presentes perredistas de todas las corrientes, e incluso el presidente del partido, Hugo Estefanía, el candidato se dijo optimista, con la impresión de que en el partido existe la percepción de que él será dirigente, pues ya en varios estados ha encontrado disposición de las diversas corrientes internas que plantean acciones de trabajo, alianzas locales. 

Carlos Navarrete por otra parte, aceptó que en el mundo ninguna fuerza progresista de izquierda, ha disputado el poder sin una figura que lo sintetice, “es un fenómeno mundial y en México no estamos exentos de eso y son los caudillos las figuras fuertes”, dijo, pero también se debe entender que estamos en el siglo XXI y en su caso, el PRD “tiene con qué” para el 2018, entre ellos, el jefe de gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera; el mismo Marcelo Ebrard, que “no se descarta”; e incluso citó al gobernador de Morelos, Graco Ramírez. 

Califica este artículo
0

Más de Vida Pública

  • disqus
  • facebook