Conecta con nosotros

Opinión

Serpientes y escaleras

Peña, primer expresidente a juicio; Calderón, ¿segundo?

Periodico Correo

Publicado

En

Peña, primer expresidente a juicio; Calderón, ¿segundo?

Con el anuncio del fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, de que Enrique Peña Nieto fue acusado por Emilio Lozoya de haberle ordenado recibir sobornos de dinero ilegal para su campaña presidencial en 2012, el último presidente priista podría ser el primer exmandatario nacional en ser llamado a juicio para que responda por un delito grave, que podría ser lavado de dinero (operaciones con recursos de procedencia ilícita) y posiblemente delincuencia organizada, dos delitos graves que no prescriben a pesar de los 8 años transcurridos desde su candidatura.

Peña tendría que responder, junto Luis Videgaray, su coordinador de campaña y luego secretario de Hacienda y canciller en su gobierno, por los 100 millones de pesos que, según la acusación de Lozoya, habría recibido de Odebrecht y que utilizó para pagar a “asesores extranjeros” que contrató para su proselitismo, dinero que por su procedencia ilegal de la constructora brasileña Odebrecht y el destino que se le dio para pagar servicios de asesoría de campaña, habría sido blanqueado para ocultar su origen y, al involucrar en la recepción y uso de esos recursos financieros a varias personas, configurarían un posible delito de delincuencia organizada, de acuerdo con abogados penalistas consultados.

Las acusaciones hechas por Emilio Lozoya, que el lunes le anticipamos en esta columna, incluyeron también a un diputado federal y cinco senadores, cuyos nombres no fueron revelados por el fiscal Gertz, pero apuntan a los integrantes de la Comisión de Energía del Senado en el 2013: los priistas David Penchyna, presidente; Carlos Romero Deschamps, secretario; Ernesto Gándara Camou; Héctor Yunes Landa; José Ascención Orihuela y Oscar Román González. Los panistas Salvador Vega Casillas, secretario; Francisco Domínguez Servién; Francisco García Cabeza de Vaca y José Luis Lavalle Maury. Los perredistas Rabindranath Salazar Solorio y Dolores Padierna Luna. El petista Manuel Bartlett Díaz y el senador del PVEM Carlos Alberto Puente Salas. En cuanto al diputado federal podría tratarse de dos nombres: Marco Bernal Gutiérrez, presidente de la Comisión de Energía, o Ricardo Anaya Cortés, presidente de la Mesa Directiva de San Lázaro en 2013.

Pero la otra “bomba” que soltó Lozoya y que anunció ayer martes Gertz Manero, es que se abrió también una investigación, derivado de la información que entregó el exfuncionario peñista, sobre la construcción de la planta Etileno XXI, en la administración de Felipe Calderón Hinojosa.

Es decir que si Peña podría ser el primer presidente en la historia de México en ser llamado a comparecer en un proceso judicial en calidad de acusado, por el pago de sobornos tanto a su campaña presidencial como para la aprobación de sus llamadas “reformas estructurales”, el expresidente Felipe Calderón podría ser el segundo exmandatario que tuviera que declarar en un juicio para explicar, al menos, las irregularidades y privilegios que le dieron a Odebrecht y su filial Braskem para construir el imponente complejo petroquímico de Etileno XXI con “pérdidas graves para el gobierno federal”.

Todo depende de los peritajes y la validación de las pruebas entregadas por Lozoya Austin para hacer sus acusaciones: a saber recibos de los pagos; cuatro testigos que declararán y un video, que constituyen las pruebas documentales con las que la FGR abrirá las carpetas de investigación y hará las diligencias para ratificar las acusaciones, las declaraciones de los testigos y, si se considera procedente, llamará a declarar a las personas que imputó el exdirector de Pemex.

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Miguel Zacarías

El exgobernador pide humildad y anuncia bloque de exgobernadores azules

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición

“Entonces, quiero regresar con esa madurez, con esa humildad, con esa generosidad o ya no va a mandar de vacaciones a los principios o ya no es a la mejor opción que se tenga en aquel momento, Peña Nieto o José Antonio  Meade y lo digo con cariño hacia él. Nadie sobra pero está bien que aportemos conocimientos… pero no es posible que en un momento estemos siendo queridos y en otro, nos mandan a la congeladora porque a final de cuentas la institución es una”. Carlos Medina Plascencia.

El exgobernador pide humildad y anuncia bloque de exgobernadores azules

Tienen razón quienes dicen que Morena se cuece aparte como partido político en el gobierno. En muy poco se parecen sus problemas y contradicciones a las que vivieron en su tiempo, PAN y PRI desde el poder. En muy poco, aunque paradójicamente en los hechos cojeen de la misma pata de la incongruencia.

El evento de ayer en León fue una muestra de ello. Para empezar las contradicciones, una rueda de prensa en uno de los hoteles más “fifís” de León.

Con Mario Delgado, coordinador de los diputados federales morenistas a quien las encuestas ponen como puntero en la contienda, estuvieron personajes de chile, mole y pozole.

Delgado es apoyado por la dupla que forman Ricardo Monreal y Marcelo Ebrard. Por eso estaban ahí la senadora Martha Lucía Micher Camarena, eternamente afín al ahora canciller. Cercanos a Monreal están Ricardo García Oseguera, el diputado federal Miguel Angel Chico, el local Ernesto Prieto Gallardo y el “Chachis” Aurelio Martínez Velázquez.

Llamó la atención la presencia del diputado local Raúl Márquez Albo quien es incondicional del procurador Federal del Consumidor Ricardo Sheffield Padilla quien no había mostrado afinidad con proyecto alguno que incluyera a los personajes cercanos a Prieto.

Sheffield dice que apoya a Delgado quien se expresó positivamente de él. El exalcalde leonés dice que por prudencia, no estuvo presente porque es funcionario de la administración federal. Sus malquerientes advierten que es una estrategia no aparecer para no generar rupturas con sus otros vínculos: Alma Alcaraz que está hasta donde tope con Yeidckol Polevnsky.

Esta última, según las encuestas, tiene muy pocas opciones de ganar la contienda morenista.

Lo cierto es que el adversario a vencer para Delgado es Porfirio Muñoz Ledo quien fue tema en las reuniones privadas, primero ahí en el Crowne Plaza y después en el Holliday Inn. Particularmente se le cuestionó su cercanía con panistas que están otra vez de moda como Vicente Fox.

Todos tienen sus veladoras encendidas de cara a 2021. Por ejemplo, Ernesto Prieto no ceja en el empeño de ser el dirigente estatal Morena, vía los tribunales. Ayer, Delgado que no quería opinar sobre el litigio entre Alcaraz y Prieto, terminó diciendo que lo iba a apoyar.

Son los morenos en su jugo.

Y mientras tanto, los panistas de la vieja guardia también traen si show. Carlos Medina Plascencia critico el viernes en una videoconferencia a Vicente Fox Quesada y a Ricardo Anaya que quieren regresar por sus fueros en la política partidista. Medina les pidió humildad. Faltaba más.

El exgobernador, exalcalde y exsenador reafirma su tendencia a lucirse y aparecer más cuando el PAN vive crisis para pregonar su receta para la recuperación del rumbo del partido.

Medina Plascencia sigue teniendo adeptos y punch para la crítica interna. Hace unos años regresó como síndico a la política activa y probó las hieles de estar en la vitrina y ser torpedeado.

“Cuando encuentro oídos, ahí estoy”, dice Medina. Le encanta hacerla de incómodo y hacerse escuchar. Es más cómodo que meterse entre las patas de los caballos. Para él y para los panistas. Sino pregúntenle a Héctor López Santillana.

LOS 2 AÑOS DE DIEGO SINHUE. DIEGO SINHUE: 2 AÑOS; INSEGURIDAD, PANDEMIA Y RECORTES

Condicionado por la estrategia centralista del gobierno de Andrés Manuel López Obrador que ha roto con el paradigma del reparto tradicional de recursos a los estados del país, beneficiando a los de mayor rezago social y menor aportación al PIB en perjuicio de entidades como Guanajuato, los 2 años de Diego Sinhue Rodríguez Vallejo como gobernador tienen que valorarse entre los claros de la gestión en salud y los grises y oscuros que deja la inseguridad.

Rodríguez Vallejo ha tenido que remontar varias adversidades. La más dura, la ruptura de la convicción federalista que benefició al PAN-Gobierno de Guanajuato en los 2 primeros sexenios de este milenio y que mantuvo una inercia razonable en el de Enrique Peña pero que con López Obrador tiende a desaparecer y que se pondrá peor si se atienden las señales del ambiente.

Después del cisma que en lo político representó la peculiar alternancia en Guanajuato y el “boom” que encarnaron las gestiones de Carlos Medina y Vicente Fox en la transición mexicana a la democracia en 1991 y 2000, hoy se puede aquilatar a la distancia que, con sus asegunes, entre 2000 y 2018 los gobiernos de Juan Carlos Romero, Juan Manuel Oliva y Miguel Márquez gozaron de un razonable apoyo de los presidentes en turno.

Los recursos que llegaron, ayudaron a que la economía de la entidad creciera, a que se consolidaran los efectos del “boom” automotriz y se construyeron obras importantes.

Justo ahora que, con dudas, el gobernador Diego Sinhue se suma a la batalla contra la 4T en la política de reparto de recursos, podemos decir que pudo ser insuficiente el apoyo de anteriores gobiernos federales a Guanajuato pero que, comparado con el actual, estaba en la gloria.

Contra eso lucha (a veces no con mucha convicción) el gobernador Diego Sinhue y los integrantes de la Alianza Federalista en una batalla que parece perdida.

Mientras, la otra batalla, la de la inseguridad que sigue siendo un lastre para el gobierno local, arroja resultados agridulces. La coordinación entre estado y federación ha mejorado sustancialmente. Se logró la captura de un personaje que se había convertido en una obsesión para la Federación y el Estado pero tal como se esperaba, eso no significó la pacificación o la disminución permanente de la violencia.

Ahí están los hechos y los números en las últimas 2 semanas. Cerca y lejos de Santa Rosa de Lima. Con o sin relación con ese cartel. Ese será un problema de todo el sexenio.

Y quién lo iba a decir, la atención en materia  de salud a la pandemia por Covid19 que ha golpeado inmisericorde la economía nacional, se ha convertido en la nota positiva de Rodríguez Vallejo.

Las cifras también ahí están. Con sus respectivos resbalones, Guanajuato ha demostrado la fortaleza de su sistema de salud. Más pruebas, hospitales reconvertidos a tiempo, baja mortalidad, primera oleada bajo control, manejo local de semáforo epidemiológico.

Rodríguez Vallejo se abre paso en la 4T que avasalla sin contemplaciones. Se ve menos cómodo que el Bronx de la Alianza Federalista (El Bronco y Corral) pero tendrá que aprender en la dinámica del garrote y la zanahoria. No puede declarar la guerra abierta pero tampoco poner, siempre, la otra mejilla.

 

EL FONDO DE LOS MOCHES O NADA ES ETERNO

Hoy los gobernadores y alcaldes de todo el país, principalmente los opositores a la 4T aunque también algunos de estos, se quejan de la falta de recursos para infraestructura y vialidades y del centralismo asfixiante con el que se ejercen los recursos.

Y tienen buena parte de razón. El gobierno de Andrés Manuel López Obrador se ha ido al otro extremo y ha estrangulado los recursos que enviaba antes el gobierno federal a través de partidas como la de Zonas Metropolitanas, Fortalece o fondo de Moches o el que aún sobrevive: el FORTASEG.

Porque la 4T ha capitalizado a la perfección el desprestigio del lado oscuro de algunos fondos para cuestionar la forma en la que se asignaba el presupuesto en años anteriores.

Hace 3 años, en el ocaso del sexenio de Enrique Peña Nieto, el entonces coordinador parlamentario priista quería vender como una gran concesión de los legisladores la renuncia al Fondo de Fortalecimiento de Municipios y Entidades Federativas, conocido como Fortalece y coloquialmente, identificado como el de los moches. Ese fondo equivalía a mil millones de pesos y sería destinado a la reconstrucción de las zonas afectadas por el sismo.

Se trata de la partida en la que cada uno de los 500 diputados tiene acceso a 20 millones para apadrinar obras en los municipios o distritos de donde son originarios y que incluye, pavimentación de calles, adecuación de espacios públicos entre otros.

“El PRI plantea la desaparición del Fortalece, ni un centavo a ninguna diputada ni diputado para poder disponer de ello, el dinero no sobra; la Comisión de Presupuesto tendrá la oportunidad de reasignar y dar prioridad a la reconstrucción nacional”, justificó.

Y abundó: “Es más, ni crear siquiera el fondo, para que ninguna diputada o diputado de alguna fracción pueda sugerir el destino de esos recursos.”

Unas semanas después, en una reunión con gobernadores, diputados panistas encabezados por Marko Cortés demandaban sustituir ese Fondo por otra partida similar.

Al parecer los mochos buscan moche, pero esa partida que @AccionNacional desvirtuó y corrompió, no debe seguir”, posteaba Camacho Quiroz en un tuit.

Hoy, alcaldes priistas y panistas lamentan la escasez de recursos que la 4T canceló. Los excesos del pasado contra los excesos del presente. He ahí el gran problema. No hay gradualismo. Del blanco nos fuimos al negro.

Continuar Leyendo

Cecilia Durán Mena

Seis años y seguimos sin saber

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición

Seis años y seguimos sin saber

Han pasado seis años, explicaciones han ido y venido, nos cuentan una cosa y nos cuentan otra; de tanto que hemos escuchado ya no sabemos dónde quedó la verdad. Lo único de lo que tenemos certeza es de que ya pasaron seis años de que cuarenta y tres estudiantes de la normal de Ayotzinapa desaparecieron. Al son de nadie sabe, nadie supo y como si se los hubiera llevado el viento, cada uno da una versión y el único hilo conductor es que los jóvenes no están.

El tema corre el peligro de volverse un asunto de culto. Muchos sacan raja del tema, escriben, cantan, hablan y le aumentamos capas que van tapando los hechos que en verdad sucedieron. Las investigaciones sobre el caso han tenido tantos actores que ya olvidamos quienes son los protagonistas. Entre la fiscalía mexicana, el grupo de expertos independientes que llegaron por parte de la OEA, de la Comisión Nacional de Derechos Humanos y del equipo de forenses argentinos, además de las publicaciones de periodistas, académicos y activistas se formó una melcocha espesa que corre el riesgo de convertirse en un tema literario y eso es tentación y peligro para que brille la verdad.

Los normalistas de Ayotzinapa constituyen un campo fértil para la fantasía, un pozo profundo y oscuro, un campo extenso como caótico e inasible. Esta trama acapara el reflector mundial y eso lo vuelve interesante. Entre periodistas, policías y artistas han sumado para que el caldo de cultivo sea turbio. Exposiciones e hipótesis se suman, con mejores o peores intenciones y la verdad sigue brillando por su ausencia. De la versión del Murillo Karam hasta las declaraciones más recientes, se tiende un arco de caos y confusión que no parece tan inocente. Desde el principio, las preguntas elementales quedaron sin respuesta.

¿Qué les pasó a los normalistas de Ayotzinapa? Todo queda en el campo del rumor, de los chismes, las conveniencias, los escenarios políticos y en algunos casos —muy pocos—, la buena intención de saber lo que sucedió. Actores hay tantos y de tan múltiple naturaleza que es muy complicado de entender. Parece que el caso de estos muchachos es como un diente de león a la que alguien le sopló y los que intentamos darle sentido, somos los que queremos volver a darle forma a la flor.

La historia es pendular y cada vez aparecen más involucrados, como si fueran hongos silvestres en tiempo de lluvia. Como en la pista de un circo, por un lado aparece el Mochomo, por otro un presidente municipal y su esposa, también padres, voceros, abogados defensores, un camión incinerado, Tomás Zerón, El Ejército, Enrique Peña Nieto, un hueso, el Río Cocula, infiltrados, un basurero. También nos quieren hacer creer que la verdad histórica ha entrado al escenario y me parece que ella es la única que no ha sido invitada a formar parte del espectáculo.

Es una historia muy triste que genera muchas preguntas y se encuentran pocas respuestas plausibles. Siempre nos quedamos en un punto chicho en el que prometen que el tema va a escalar y que ahora sí nos vamos a enterar. Y éste parece uno como tantos casos en los que después de tanto manoseo no se llega a saber la verdad. De igual manera, los que creyeron que este sería de esos temas que con el tiempo se olvidarían, éste es muy recordado.

Se recuerda con ese regusto amargo con el que nos acordamos del Caso Colosio o con el que se evoca la tarde del Dos de Octubre. No se olvidan, por más que le hayan querido echar tierrita encima para que no llegaran los hedores de la podredumbre. Por eso, la tentación es grande para que se vuelva un tema de culto. Es lamentable lo que sucede con estos expedientess, no se olvidan, pero no se resuelven.

Continuar Leyendo

Israel López Chiñas

Similar en 2018, inseguridad, pendiente para tercer año

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición

Similar en 2018, inseguridad, pendiente para tercer año

“El reto actual es armonizar el ejercicio de los derechos humanos con las distintas políticas en materia de seguridad ciudadana. Por ejemplo, la Organización de los Estados Americanos plantea que en ocasiones se aplican políticas que se han demostrado ineficaces, como el aumento de penas, la reducción de garantías procesales, o medidas para aplicar el derecho penal a menores de edad; que pueden derivar en movimientos paramilitares o parapoliciales- milicias de ‘autodefensa’-, cuando el Estado no es capaz de reaccionar de forma eficaz ante la violencia y el delito, complicando la situación”. (Comisión Interamericana de Derechos Humanos, informe sobre seguridad)

En el tránsito por la segunda parte de tres que corresponden al sexenio 2018-2020, Rodríguez Vallejo, tiene que recordar las condiciones en que recibió el gobierno en el otoño de 2018, sus promesas y desde ahí lo sucedido, particularmente los últimos seis meses del 2020 en que el Covid-19 empezó a azotar a los guanajuatenses, para totalizar en el momento cerca de 2 mil 800 decesos y 42 mil contagiados, perjudicando sensiblemente su envidiable economía y crecimiento del Producto Interno Bruto de Guanajuato, superior a la media nacional.

Pues llegó la hora de realizar las revisiones, pasar lista de presentes y llamar a cuentas a los responsables, porque el calendario y la realidad así lo exigen. El gobernador, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, arribó a la encrucijada y deberá tomar determinaciones importantes porque el estado que viene gobernando presenta graves problemas, entre los viejos que heredó, nuevos que se agregaron y aquellos que se buscó en sus primeros años. Inició el Tercer Año de poder de Diego Sinhue.

Además, el mandatario estatal,  emanado del partido conservador PAN, no puede soslayar lo externo; con base a la política que escogió desde 2018 y que erigiera en su bandera “estamos conspirando a favor de este país, para unir esfuerzos en una política nunca vista, en donde desde lo local estamos construyendo la inercia positiva de la región de gran potencial con una visión a mediano y largo plazo”, tendrá que revisar su relación con el Centro porque ni puede mantener la entidad aislada como ínsula, ni alegrar ni alimentar grupos al “margen” o “fuera” del Pacto Federal.

En el tránsito por la segunda parte de tres que corresponden al sexenio 2018-2020, Rodríguez Vallejo, tiene que recordar las condiciones en que recibió el gobierno en el otoño de 2018, sus promesas y desde ahí lo sucedido, particularmente los últimos seis meses del 2020 en que el Covid-19 empezó a azotar a los guanajuatenses, para totalizar en el momento cerca de 2 mil 800 decesos y 42 mil contagiados, perjudicando sensiblemente su envidiable economía y crecimiento del Producto Interno Bruto de Guanajuato, superior a la media nacional.

El problema de la “pobreza” que representaba para la administración pública estatal, más de 40 por ciento de la población, recreando grandes anillos de marginalidad en todas las ciudades del Corredor Industrial del Bajío por donde fluye la “sabia” de la industria que conforma el clúster automotriz más importante de América Latina, se está alterando; aseveran diferentes organismos internacionales que aumentará la cantidad de los pobres en México.

Entre el maremágnum de problemas graves, y muy complejo, está el “monstruo” de las mil cabezas, la inseguridad. En el amanecer del sexenio, durante la toma de protesta, el nuevo mandatario estatal reveló: “Aquí no estamos recibiendo ruinas. Al contrario. Aquí podemos construir sobre una base firme, una nueva etapa de progreso para Guanajuato. Recuperar la paz y tranquilidad de las familias de Guanajuato será mi prioridad como gobernador”. Pero, se curó en salud al anunciar que el estado vivía las “consecuencias de la crisis nacional de inseguridad y de violencia, pero eso no será un pretexto. Vamos a dar resultados”.

Sobrevino entonces ese estreno mundial de Diego Sinhue, vincularse forzosamente al también nuevo gobierno federal, de Morena, el autonombrado de la 4ª Transformación, para que hubiera en Guanajuato “un gobierno de colaboración con la administración del presidente electo, Andrés Manuel López”. Una luna de miel que la inseguridad se encargó de ir minando.

Los cofrades blanquiazules del gobernador, presentes durante su toma de protesta, expresidente Vicente Fox, Diego Fernández de Cevallos, Gustavo Madero, Marko Cortés y algunos gobernadores, resistieron estoicamente esa “probable alianza entre un gobernador novato y un nuevo presidente” que prometió combatir lo edificado por el prianismo (cohabitación PRI-PAN). Hoy a la distancia, Fox y el jefe Diego, entre otros que están en la mira del residente de palacio nacional para ser juzgados, seguramente apoyan a Rodríguez Vallejo, con su actitud marginal ante el gobierno federal. Es referente básico en esa relación.

La seguridad pública carente

El día de su asunción, el gobernador lanzó la siguiente consigna: “guanajuatenses, hoy les digo: no están solos. Vamos a devolver la paz y la tranquilidad”.

Se podría asegurar que la violencia, la impunidad y la descomposición social que está generando la ausencia de seguridad pública en los 46 municipios de la entidad, ha marcado el gobierno de Diego Sinhue Rodríguez, pues en la realidad no se pueden disociar los hechos que deben atender la Federación y el fuero común.

La semana pasada, los datos que venían utilizando los dos órdenes de gobierno, federal y estatal, a fin de “repartirse las culpas”, les dieron la gran lección a sus secretarios, Alfonso Durazo Montaño de la 4ª T., y Alvar Cabeza de Vaca, porque el censo previo compilado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), le recordó que, en el 2018, en el rubro de los homicidios dolosos las dos instancias han quedado a deber; más preciso, no lograron atemperar los asesinatos. Al gobierno de AMLO le disminuyó 0.6 por ciento, nada o casi nada.

De los 36 mil asesinatos del país, el estado donde gobierna Diego Sinhue Rodríguez aportó 3 mil 974, para ocupar el primer lugar nacional. Los referentes que el INEGI entregó describen “un primer año del sexenio” con resultados desfavorables. La prueba de que Golpe de Timón como su estrategia no aportó lo ofrecido por el gobernador en su toma de posesión.

Tampoco está dando los resultados esperados la otra estrategia, el Plan “Guanajuato Seguro”, lo muestran los incrementos de la criminalidad en los números (la atomización de rubros es la forma de presentar la verdad a medias), amén de los nuevos rasgos de la criminalidad. La nueva información nacional sobre la inseguridad revela un alza de los asesinatos, incluidos masivos en todas las ciudades del corredor industrial, y preocupa a los observadores el arribo de la violencia a la capital del estado, descuidada por los tres poderes, porque no recibe el apoyo suficiente; su geografía “exige” por necesidades muy especiales.

La relación entre la Federación y el Gobierno del Estado de Guanajuato, se irá modificando mediante transcurre el proceso electoral 2020-2021 ya que las partes han hecho del poder y partido uno sólo. Es la clave para resolver problemas y se haga el “vínculo” y ofrecer seguridad pública a los guanajuatenses.

Continuar Leyendo

Publicidad

Portada Impresa

Cartón

Publicidad

Publicidad

Marcador

Salud

Ciencia y Tecnología

Extravagario